Saltar directamente al contenido.

Provincia de Buenos Aires

Salud Integral de las personas LGBTINB+

Ministerio de Salud

Preguntas frecuentes

En la Provincia existe una Red de Atención, Cuidados y Acompañamiento de la Salud Integral de Personas LGBTI+ conformada por consultorios ubicados en establecimientos de salud, encontrá el más cercano a tu domicilio a través del siguiente enlace: Centros de Salud – Implementación de Políticas de Género y Diversidad en Salud.

No, no es un requisito realizar el cambio en la partida de nacimiento y DNI para poder acceder a una atención integral de la salud y a las prácticas de modificación corporal. Cuando llegues al centro de salud u hospital, informá el nombre con el que querés que te llamen.

Si necesitás hacer el trámite registral o acceder a otros derechos podés encontrar información disponible en el siguiente enlace: Guía Orientadora de Trámites elaborada por el Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad sexual de la Provincia de Buenos Aires.

El artículo 12 de la Ley de Identidad de Género reconoce que se debe respetar la identidad de género adoptada por las personas que utilicen un nombre de pila distinto al consignado en su documento nacional de identidad. En aquellas circunstancias en que la persona deba ser nombrada en público, citada o registrada deberá utilizarse únicamente el nombre de pila de elección.

Si, podés acercarte a los consultorios de la Red de Atención, Cuidados y Acompañamiento de la Salud Integral de Personas LGBTI+ para que te asesoren y acompañen.

En los mismos consultorios de la Red vas a encontrar equipos interdisciplinarios que brindan atención específica en hormonización y cuidados integrales en la salud. Todas las prácticas de modificación corporal hormonal se brindan de manera gratuita, así como los estudios complementarios necesarios y el posterior seguimiento.

Las hormonas disponibles son: estrógenos en comprimidos o gel, antiandrogenos en comprimidos (acetato de ciproterona, espironolactona), testosterona inyectable o gel y triptorelina inyectable (inhibidor puberal). Acercate al centro de salud u hospital para consultar o despejar dudas, es muy importante que no uses ninguno de estos insumos sin el acompañamiento del equipo de salud.

El único requisito que se solicita es el consentimiento informado previo a iniciar cualquier práctica de salud. No pueden exigirte realizar la rectificación registral. Tampoco se va a solicitar ninguna autorización judicial, médica y/o psicológica.

Si. Si tenés 16 años o más, sólo se te va a solicitar el consentimiento informado.
Si tenés entre 13 y 16 años de edad, podés acceder a aquellas prácticas de salud que no pongan en riesgo tu vida ni tu salud. En el caso de los procesos de modificación corporal hormonal, siempre que sean acompañados del equipo de salud, son procesos seguros. Por lo tanto, podés acceder a los mismos sin requerir del acompañamiento de un adulto/a/ responsable.
Si tenés menos de 13 años, se va a solicitar el consentimiento de una persona adulta que te acompañe (pueden ser madres/padres, tutores/as legales o quién acompañe afectivamente).

No hay límite de edad para iniciar la hormonización. Tampoco hay edad máxima a partir de la cual haya que discontinuar la hormonización. Todo depende de la situación clínica específica de la persona, la cual se evalúa en los espacios de atención.

Si, las obras sociales y prepagas están obligadas a garantizar los procesos de modificación corporal quirúrgicos y hormonales. La Ley de Identidad de Género, en la reglamentación de su artículo 11, establece que estas prácticas de salud están incluidas en el Programa Médico Obligatorio (PMO). Si tenés alguna dificultad para acceder podés reclamar formalmente en tu obra social o recurrir a la Superintendencia de Salud, la Defensoría del Consumidor o la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires.

Si, se puede iniciar o continuar la hormonización, priorizando el esquema antirretroviral junto a infectología, y adecuando las dosis de hormonas cuando sea necesario. Consultá con un equipo de salud integral por tu situación personal.

Lo ideal es no ejercer presión constante ni excesiva sobre la glándula mamaria que pueda generar molestias, dolor o lesiones en la piel. Se puede usar ropa cómoda y suelta, usar corpiños deportivos o “binders” del talle indicado. Si se usan fajas, no ejercer demasiada presión y descomprimir si aparecen molestias. No se recomienda el uso de cintas adhesivas ni similares. Tener en cuenta que ante cualquier duda debes consultar al centro de salud más cercano.

La testosterona puede reducir o eliminar los sangrados uterinos mensuales, pero no es considerado un método anticonceptivo ya que no en todos los casos inhibe la ovulación. Se puede usar testosterona junto a otros métodos anticonceptivos, incluso métodos hormonales, ya que las dosis utilizadas no interfieren con los cambios en los caracteres sexuales secundarios generados por la testosterona.
Se recomienda consultar en el centro de salud más cercano para conocer cuál es el método más apropiado para cada persona. Recordar siempre la utilización de métodos de barrera para la prevención de ITS.

La “silicona líquida”, biopolímeros y los aceites industriales son sustancias en estado líquido que se utilizan como lubricantes, adhesivos e impermeabilizantes. Al ser inyectados en el cuerpo (mamas, glúteos, cara, caderas) con el objetivo de modificar la apariencia corporal pueden causar rechazo, inflamación o infecciones, entre otras severas complicaciones en la salud.
Los síntomas después de la infiltración pueden aparecer en días, años e incluso décadas debido a los tiempos de migración de las sustancias en el organismo.

Además de la probabilidad de sentir una afectación en la movilidad y dolor, se pueden observar alteraciones en la piel como:

  • Aumento de temperatura local.
  • Enrojecimiento.
  • Endurecimiento.
  • Alteraciones en el color y grosor de la piel.
  • Lesiones en la piel (úlceras, granulomas y/o abscesos, fístulas).
  • Deformación de la zona aplicada.
  • Mala cicatrización (cicatrices queloides).

En el caso de haber usado alguna de estas sustancias es importante que te acerques al equipo más cercano para poder evaluar y tratar los posibles efectos adversos y asesorarte sobre las técnicas y procedimientos seguros para las modificaciones corporales.

Necesito acceder a un espacio de salud mental, ¿Dónde puedo consultar?
Podés comunicarte a la línea gratuita de salud mental al 0800 222 5462 o acceder a https://www.ms.gba.gov.ar/sitios/saludmental/