Saltar directamente al contenido.

Programa

Maternidad y Salud Perinatal

Ministerio de Salud

Preguntas frecuentes

Cuidados y seguimiento durante el embarazo

Si el test es positivo y se decide no continuar el embarazo, o se duda sobre continuar o interrumpirlo, se puede solicitar una consulta en el centro de salud para recibir información sobre las alternativas posibles y tomar decisiones con acompañamiento, de manera segura y confidencial. La Ley 27.610 permite la interrupción voluntaria del embarazo y debe ser garantizada por el sistema de salud si ese es el deseo de la persona gestante. Para más información podés entrar a: Aborto – Salud Sexual y Reproductiva

Es importante realizar una consulta cuando se planifica la búsqueda del embarazo, e inmediatamente luego de la confirmación. Se sugiere cómo mínimo realizar una consulta por mes hasta la semana 35. A partir de la semana 35 de gestación, las consultas se hacen más frecuentes, llegando a ser una vez por semana o más, dependiendo cómo evolucione el embarazo y el estado de salud de la persona gestante.

Las consultas necesarias durante el embarazo, los estudios y la aplicación de vacunas pueden realizarse en los centros de salud y en los hospitales de manera gratuita.

Las ecografías, estudios de laboratorio y otras prácticas que te indiquen, son gratuitas en todos los hospitales de la Provincia que cuenten con maternidades y en los centros de salud.

El equipo de salud te informará acerca de qué vacunas están especialmente indicadas en personas gestantes o puérperas. Podés aplicarte las vacunas que contempla el calendario nacional de vacunación en cualquier hospital o centro de salud de la Provincia. Todas las vacunas son gratuitas. Consultá el Calendario de Vacunación Bonaerense en : Vacunación

Si, consultá por el PIM en centros de salud y hospitales. Se trata de un taller gratuito de Preparación Integral para la Maternidad/Paternidad y crianzas, donde se conversa sobre el embarazo, el parto, el nacimiento, la lactancia, los cuidados después del parto y la crianza de tu bebé.
Solicitá durante el taller el Plan de Parto al equipo de salud. En este documento se puede expresar de manera anticipada las preferencias, necesidades, deseos y expectativas sobre el proceso del trabajo de parto, parto y nacimiento.

Sí, sólo está contraindicado en algunas situaciones poco frecuentes. Recordá que el uso de preservativo previene las infecciones de transmisión sexual.

En un primer embarazo, suele percibirse una sensación similar a un burbujeo alrededor de las 20 semanas. En embarazos siguientes, a veces se siente algunas semanas antes.

Se recomienda intentar que el nacimiento sea por parto vaginal aún después de una cesárea. Si por alguna razón de salud esto no fuera posible, el equipo de salud te informará los motivos.

Parto

En el año 2020 la Provincia de Buenos Aires adhirió a la Ley Nacional N° 25.929, conocida como “Ley de Parto Respetado” que garantiza la soberanía de la persona gestante sobre su cuerpo para decidir cómo, dónde y con quién parir, siendo ella y la persona recién nacida las protagonistas de la escena. El equipo de salud debe respetar las decisiones y la autonomía de la persona que va a parir, teniendo en cuenta que no haya riesgo para su salud ni para la persona por nacer.

Si, tenés derecho a estar acompañada en todo momento, en el trabajo de parto, parto y después del parto durante la internación (sea parto natural o cesárea) por la persona que elijas y sientas confianza.

Luego del parto, podés usar un método anticonceptivo y elegir, de manera gratuita, el que mejor se adapte a tus necesidades. Solicitá información durante las consultas prenatales sobre todos los métodos disponibles para llegar al momento del parto con la decisión tomada. Se recomienda esperar al menos dos años para un próximo embarazo.

Posparto/puerperio

El período de posparto contempla una etapa que, médicamente, es conocida como puerperio. Generalmente dura entre seis y ocho semanas, aunque esto puede variar según cada persona. Se trata de un período en donde el cuerpo atraviesa diferentes cambios físicos y psicológicos.

El posparto implica muchísimos cambios en la vida de la persona que ha parido. La vida se transforma con la llegada de una nueva persona. Es normal sentir alegría, angustia, inseguridad y cansancio. Son situaciones comunes para todas las personas que gestaron, pero también son distintas para cada una. Es importante contar con compañía y apoyo, las tareas de cuidado de la persona recién nacida y del hogar tienen que ser tareas compartidas. En caso de que estos sentimientos de angustia y malestar se vuelven intensos, también es posible pedir asistencia en centros de salud.

Si. La primera hora de vida es conocida como “hora de oro”. Se recomienda que durante la primera hora de vida, las personas recién nacidas permanezcan en contacto piel a piel ininterrumpidamente y aplazar por este tiempo las intervenciones que no requieran urgencia.

Si tu bebé necesita cuidados especiales y requiere internación, podés acompañarlo en todo momento y pedir toda la información que necesites sobre su estado de salud y cualquier estudio o medicación que se le indique.

Después del parto, se recomienda realizar una consulta con el equipo de salud a los 7 días y otra a los 14.

Toda persona gestante tiene derecho a una licencia por maternidad de 90 días. Para acceder a ella se debe notificar del embarazo al empleador, presentando un certificado médico que informe sobre el embarazo y la fecha estimada de parto (Ley 20.744. Ley de Contrato de Trabajo, Art. 177).

Si estás en relación de dependencia como trabajadora estatal de la Provincia, a partir del Decreto 140/2022, tenés un total de 135 días de licencia por maternidad. Mientras que la licencia para la persona corresponsable parental es de 15 días.

El momento para volver a tener relaciones sexuales es personal y depende del deseo y del estado de salud de cada persona. Es posible que luego del parto el deseo sexual disminuya, se transforme o sea diferente. Es importante recordar que los encuentros sexuales no se reducen al coito o a la penetración. Las caricias, los besos, los masajes, las palabras de amor, son formas de vinculación afectiva valiosas y potentes.

CONSULTÁ EN UNA GUARDIA SI DESPUÉS DEL PARTO:

Sentís dolor de cabeza intenso, en la boca del estómago, visión borrosa, zumbidos en los oídos y/o presión arterial mayor o igual a 140/90

Tenés fiebre (más de 37.5°C)

Tenés pérdidas de líquido con olor parecido a lavandina o semen; o pérdidas de sangre

La cicatriz de la cesárea, de un desgarro o de una episiotomía presenta los bordes enrojecidos, separación de los puntos, aumento de la temperatura o dolor que aumenta de manera repentina

...

Sentís molestia, ardor o dolor al orinar

...

Sentís dolor agudo, intenso y persistente en el abdomen

...

Sentís dolor en las mamas o zonas endurecidas o enrojecidas que no relajan después de amamantar

...

Sentís angustia, tristeza, cansancio extremo

¿Qué es la violencia obstétrica?

La violencia obstétrica es la falta de un trato humanizado frente a un evento obstétrico. Puede ser en una consulta médica, en el trabajo de parto, parto o puerperio o en una situación de aborto. Muchos tratos que tenemos normalizados, son violencia obstétrica.

SI NO SE CUMPLEN TUS DERECHOS, PODÉS ESCRIBIR A
violenciaobstetricapba@gmail.com

o llamar a:
Línea gratuita y abierta las 24 horas los 365 días del año: 144 o por WhatsApp al 1127716463
Si estás privada de tu libertad, en una unidad penal o en tu domicilio, tenés los mismos derechos para acceder al sistema de salud y a un parto respetado.