Inicio

Ahorrar energía es cuidar el medio ambiente y también es ahorrar el dinero de todos, aplicando para ello todas las medidas y controles posibles.

 ¿Qué es el uso racional de la energía?

(Fuente:www.fundelec.org.ar)
Es sabido que cuando un recurso escasea, lo mejor es utilizarlo discretamente, resguardando su consumo para cuando es únicamente necesario.

Pero el “uso racional de la energía” no busca hacer un uso recortado de los recursos, sino un uso eficiente que implique el NO desperdicio de la energía.

Según estimaciones del sector, el uso racional de la energía tanto a nivel domiciliario como a nivel industrial significaría un ahorro en el consumo del orden del 15 al 20%.

Este ahorro postergaría el agotamiento de los recursos no renovables utilizados en la generación de electricidad, dándole tiempo al país para llevar a cabo las obras necesarias y devolverle al sistema eléctrico la fortaleza perdida a partir de la recesión y la crisis, además de reducir gastos operativos y representar un ahorro económico concreto para el castigado bolsillo de los usuarios.

El uso eficiente de la energía, de ninguna manera busca frenar o desacelerar el crecimiento industrial sino más bien todo lo contrario.

Indudablemente estamos hablando de una práctica que, en definitiva, contribuiría a mejor nuestra calidad de vida. Pero, lo más importante, es que sería una medida efectiva al corto plazo, con mayor eficiencia en el mediano y largo plazo. 

Objetivo

En sintonía con diferentes acciones llevadas a cabo en todo el país y en respuesta a una innegable crisis energética, nuestro Ministerio se dispone a llevar a cabo su propio programa de uso racional y eficiente de la energía, mediante el cual pretende no solo disminuir el consumo innecesario sino crear conciencia entre sus trabajadores, sobre la importancia de cuidar esos recursos.
El objetivo principal de programa es  “cambiar hábitos y actitudes” en todas las áreas de nuestro Ministerio con el fin de lograr un uso eficaz de la energía.

Compromiso Energético

La solicitud de adherir al programa nacional fue efectuada por el Organismo de Control de Energía Eléctrica de la Provincia de Buenos Aires  (O.C.E.B.A), con el fin de tomar las medidas necesarias para la ejecución del mencionado programa.
Con la creacion de este programa, el Ministerio de Salud de la Provincia se compromete informar a todo el personal acciones mínimas para el ahorro de energía como ser:

  • cambiar las lámparas incandecentes por las de bajo consumo en el primer semestre del año.
  • apagar luces innecesarias
  • apagar las PCs al terminar la jornada laboral.
  • graduar los equipos de aire acondicionado en 24º en verano y 20º en invierno.

Plan de educación para el ahorro energético

El programa prevé también un plan de educación para el ahorro energético, por lo que promoverá crear conciencia entre toda la comunidad que compone la salud (Hospitales, Centros de atención primaria, edificios administrativos, etc.) y cambiar hábitos y actitudes de uso.

La idea es tratar de inculcar que el ahorro energético sea un compromiso de la comunidad de la salud en su conjunto, conciente y preocupada por la calidad de vida y así contribuir al mejoramiento de las condiciones de trabajo a través de la reducción de los impactos producidos por el mal uso de la energía.
La premisa es realizar un programa donde cada repartición designe un responsable al cual se lo capacite en la materia y que éste a su vez instruya a sus compañeros sobre los cambios de conductas y también en cambios físicos que incluyan reemplazo de lámparas incandecentes por bajo consumo donde el ahorro llega al 75% etc.

Acciones básicas para ahorrar energia

  • Apagar todo equipamiento una vez que deja de utilizarse ej.: fotocopiadora, monitores, impresoras.
  • Configurar las opciones de energía de la PC de manera que el apagado sea automático luego de 10 minutos de inactividad.
  • NO utilizar de estufas de cuarzo, éstas consumen más energía que los acondicionadores de aire.
  • Apagar los expendedores de agua fría y caliente, cuando no se los utilice o al final de la jornada.
  • No dejar hornallas o cafeteras eléctricas en calentamiento permanente.

Estas serían algunas de las acciones de lo que hemos llamado cambio de conductas.

Importante

El programa de uso racional de la energía solicita a todos aquellos establecimientos que estén bajo la orbita del Ministerio Salud de la Provincia de Buenos Aires, que ante una reforma edilicia que implique: instalaciones de nuevo equipamiento de complejidad, que pueda producir un impacto en el la demanda de potencia eléctrica y por ende mayor consumo de energía o algún cambio de transformadores o cualquier otra reforma se comuniquen  con dicho programa.