Mañana y el sábado se podrá donar en el Instituto Provincial de Hemoterapia

Mañana y el sábado se podrá donar en el Instituto Provincial de Hemoterapia

Como todos los años, durante los meses de verano se reduce la cantidad de donantes de sangre. A esta situación se sumará, en las próximas horas, el previsible éxodo turístico por el fin de semana largo. Frente a esta situación, el Instituto de Hemoterapia del ministerio de Salud provincial hizo un llamado especial para que la gente concurra a los centros de donación. Es que la necesidad de sangre en los hospitales no se toma descanso.

Mañana, viernes, los interesados en donar podrán concurrir a la sede del Instituto, ubicado calle 15 y 66 de La Plata, desde las 7 hasta las 15. El sábado, en tanto, abrirá de 7 a 13.

Desde Hemoterapia recordaron que para donar sangre ni siquiera es necesario estar en ayunas. Además, desde la reforma del código civil, los adolescentes pueden dar sangre a partir de los 16 años sin necesidad de contar con autorización de los padres. A los donantes solo se les pide concurrir con DNI, pesar más de 50 kilos y sentirse bien. La edad límite son los 65 años.

“Donar sangre una vez puede salvar hasta cuatro vidas”, enfatizó Laura Vives desde la dirección de Planificación del instituto Provincial de Hemoterapia. Y agregó que “estamos haciendo una convocatoria a todos los que puedan donar, con especial énfasis en los adolescentes, que en su gran mayoría siempre tienen predisposición para las acciones solidarias y de responsabilidad social”. Por eso, anticipó que durante este año, continuarán con las charlas de concientización sobre la importancia de ser donante en escuelas secundarias de la provincia.

Al día de hoy, no existe ningún medicamento que reemplace a la sangre, una sustancia vital para sobrellevar múltiples situaciones difíciles que pueden poner en riesgo la vida, como trasplantes, hemorragias, cirugías, anemias o enfermedades oncohematológicas.

Vives explicó que en el país “aun siguen siendo mayoría las personas que concurren a donar para reponer la sangre de un familiar o de un ser querido que la necesita”. Por eso, el equipo de promoción del Instituto trabaja para fomentar un perfil de donante diferente: voluntario y habitual, es decir, que concurra a donar sangre más allá del pedido urgente de un ser querido. En definitiva, explican, “se apunta a que siempre haya stock de sangre y a generar un tipo de donante que concurra motivado por la conciencia de que está aportando a un sistema solidario, teniendo en cuenta que hoy es quien dona y mañana puede ser él o ella o un ser querido quien necesite una transfusión”.

Compartir esta nota